Puliendo una joya en medio de una nevada

135. Discurso en la Sala del Dharma por el solsticio de invierno [1245]
(Eihei Koroku, Volumen 2)

(Traducido de: ver Libros Recomendados «Eihei Koroku. Dogen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

Cuando el viejo Buda Hongzhi residía en la Montaña Tiantong  (1), durante un discurso en la Sala del Dharma por el solsticio de invierno dijo: “El yin alcanza su plenitud y el yang aparece, la fuerza se ha agotado y nuestro estado cambia. Un dragón verde corre velozmente cuando sus huesos están al descubierto. Una pantera negra se transforma cuando se viste en la niebla. Coge las calaveras de los budas de los tres tiempos y enhébralas en un rosario. No hables de cabezas brillantes y oscuras, ya que ciertamente ellos son la cara del sol y la cara de la luna  (2). Incluso si tu taza de medir está llena y la balanza está nivelada, en las compra-ventas vendo a un precio alto y compro cuando es barato. Respetables del Zen, ¿entendéis? En un cuenco la perla brillante rueda sobre sí misma sin empujarla.  (3)

“He aquí una historia:” [continuó Hongzhi]

“Xuefeng [Seppo] preguntó a un monje: ‘¿a dónde vas?’”

“El monje dijo: ‘voy a hacer samu.’”

“Xuefeng dijo: ‘ve.’”

“Yunmen [Ummon] dijo: ‘Xuefeng entiende a las personas según sus palabras.’”

Hongzhi dijo [sobre este diálogo]: “No te muevas, si te mueves te daré treinta golpes. ¿Por qué esto es así? Porque en una joya luminosa sin defecto, si tallas una forma su virtud se pierde.”

El maestro Dōgen dijo: Si bien estos tres venerables hablaron así, yo, el viejo Gran Buda, no estoy de acuerdo. Gran asamblea, escucha atentamente y considera esto correctamente. Porque en una joya luminosa sin defecto, si se pule su brillo aumenta.  (4

La [aparición] inicial del yang hoy [y el incremento de la luz solar] es una ocasión auspiciosa; una persona noble alcanza la madurez. Si bien esta es una ocasión auspiciosa para los laicos, es ciertamente una satisfacción y un soporte para los ancestros de Buda. Ayer, la duración corta [del día] se marchó, el yin alcanzó su plenitud, y el sonido del viento frío cesó. Esta mañana la duración creciente [del día] llegó, y el yang aparece con un ruidoso clamor. Ahora los monjes de mantos remendados se sienten felices y respaldados, y los ancestros de Buda bailan con alegría. ¿Cómo podría trascender directamente [regresando antes] el reino del Rey de Sonido Magnífico de la Vacuidad tener algo que ver con las estaciones de primavera, otoño, invierno o verano?

Si bien ver de esta forma [trascendiendo el mundo fenoménico] es el estilo de vida de la gente sensata y los sabios, y el hígado y los riñones [órganos esenciales] de los humanos y los seres celestiales, no es sin embargo las fosas nasales de Sakiamuni ni los globos oculares de Mahakasiapa. ¿Queréis entender el acontecimiento de esta auspiciosa mañana?

Dōgen dibujó un círculo con su hossu y dijo: Mira.

Después de una pausa Dōgen dijo: Si bien las flores del ciruelo son brillantes en medio de la nieve caída, indaga más aún sobre la primera aparición del yang [con el solsticio].

Esta montaña [templo] está ubicado en Etsu [Provincia] en la región Hokuriku [norte], donde desde el invierno hasta la primavera la nieve caída no desaparece, varias veces de dos metros o dos metros y medio de profundidad, o incluso más de tres metros. Asimismo, Tiantong [Rujing, el maestro de Dogen] tenía la expresión “Flores de ciruelo en medio de la nieve caída”, que al maestro Dogen siempre le gustaba usar. Por tal motivo, después de estar en esta montaña, Dogen hablaba de nieve con frecuencia. (5

Notas.

(1)
Hongzhi Zhengjue [Wanshi Shōgaku] (o Tiantong Hongzhi, como era conocido cuando llegó a ser el abad de Tiantong) fue el personaje más importante de la Escuela Caodong (Soto) en China el siglo previo a Dogen, y Hongzhi fue abad del mismo monasterio Tiantong donde Dogen se formó luego con su maestro Rujing. Esta es la primera de muchas largas citas de Hongzhi por parte de Dogen en el Eihei Koroku, siendo esta del volumen 4 de la Crónica extensa de Hongzhi.

(2)
«La cara del sol y la cara de la luna” se refiere a la respuesta de Mazu a una pregunta sobre su condición cuando su salud se estaba deteriorando. Mazu, cuyo nombre significa Ancestro Caballo, contestó: “Buda con cara de sol; Buda con cara de luna.” (Hekiganroku caso 3. Shōyōroku caso 36). Según el Sutra de los Nombres de Buda, el Buda con cara de sol vive muchos años, el Buda con cara de luna vive una noche.

(3)
“En un cuenco la perla brillante rueda sobre sí misma sin empujarla” es una ligera ampliación de “La perla en un cuenco rueda por sí misma”, la cuarta línea del comentario en verso del caso 36 del Shojoroku sobre la frase “Buda con cara de sol; Buda con cara de luna” de Mazu.

(4)
La frase de Honghzi “Porque en una joya luminosa sin defecto, si tallas una forma su virtud se pierde” implica que la naturaleza de Buda es perfecta tal cual; no te enredes en eso. La versión de Dogen “si se pule su brillo aumenta” implica que incluso si la naturaleza de Buda es perfecta tal cual es, nuestra práctica puede aclarar y profundizar su manifestación. En ambos casos práctica e iluminación son uno, pero para Hongzhi el énfasis está en la iluminación, y la práctica es su función natural, como la perla rodando por sí misma. Para Dogen, el énfasis está en la práctica, que expresa y de hecho profundiza la iluminación.

(5)
Este párrafo parece haber sido añadido posteriormente por Koun Ejo, el compilador de este volumen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *