Estudiando juntos sin falta

11. Discurso en la Sala del Dharma
(Eihei Koroku, Volumen 1)

(Traducido de: ver Libros Recomendados «Eihei Koroku. Dogen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

Sacar el mástil que hay delante de la entrada del templo es igualmente la transmigración de nacimiento y muerte. (1) Repartir el árbol del centro (del jardín) es sin embargo una ilusión patas arriba. (2) Haber estudiado así es estudiar junto con todos los budas y ancestros. No haber estudiado así es estudiar junto con el yo. Todos los budas estudian juntos, el yo no estudia junto. Hay una diferencia entre hablar de metros y hablar de medio metro, entre decir diez y decir nueve. Lo que no es estudiar juntos, eso es el yo. Lo que es estudiar juntos, eso son todos los budas.

He aquí una historia sobre Nanyue [Nangaku Ejo]: El gran maestro Mazu  [Baso Doitsu] había estado enseñando en la provincia Jiangxi. [El maestro de Mazu] Nanyue preguntó a su asamblea: “¿[Mazu] Daoyi expone el Dharma a su asamblea o no?”

Un monje dijo: “Él ya ha estado exponiendo el Dharma a su asamblea”.

Nanyue dijo: “Nadie ha traído ninguna noticia”. Los monjes no respondieron. Entonces él envió a un monje y le dijo: “Espera a que dé un discurso y simplemente pregunta: ‘¿Qué tal estás?’ Recuerda lo que dice y dímelo”.

El monje fue e hizo lo que el maestro le pidió. Regresó y le dijo a Nanyue: “El maestro Mazu dice: ‘Desde que dejé atrás la confusión hace treinta años, nunca me han faltado el sal ni la salsa para comer’”. (3)

Después de la historia el maestro Dōgen dijo: Al margen de las causas y condiciones en esta historia, haz una bola de masa redonda y ofrécesela a los budas y ancestros. Hay tres personas que confirman esto. La primera persona dice: “Ofrezco flores celestiales Mandarava y Mañjusaka. Otra persona dice: “Ofrezco cuatro gramos de incienso precioso de la orilla del mar”. Una tercera persona dice: “Ofrezco mi cabeza, mis ojos, mi médula y mi cerebro”. Deja a un lado las confirmaciones de estas tres personas por un momento. La presente gran asamblea ante mí ofrece confirmación y permite que el tercer hijo de Zhou y el cuarto hijo de Li (esto es, personas comunes) lo expresen. ¿Qué dicen ellos? “Después de salir de una confusión de un millón de años, no nos falta la sal ni el vinagre”.   (4

Notas.

(1)

Sacar el mástil que hay delante de la entrada del templo” es una referencia a la historia que también aparece en el caso 22 del Mumonkan, en el que Mahakasiapa le pregunta a Ananda que saque la bandera que indicaba debate sobre el Dharma delante del templo (pero en este caso también simboliza el ego de Ananda). Acto seguido Ananda despertó.

(2)

«Repartir o dar el árbol del centro” se refiere a un dicho de Xuansha Shibei [Gensha Shibi] recogido en el Keitoku Dentoroku volumen 16: tratar de ganar comprensión es como tratar de vender un jardín e intentar conservar el árbol en medio de él.

(3)
Esta historia aparece en las Crónicas completas de Mazu, en donde se añade que Nanyue aprobó la respuesta de Mazu cuando la escuchó.

(4)

Las ofrendas de flores celestiales, incienso precioso y por último el propio cuerpo fueron ofrendas que, de acuerdo al capítulo 23 del Sutra del Loto, fueron hechas por un bodhisattva llamado “Visto con Alegría por todos los Seres Vivientes” durante una vida anterior del Bodhisattva Rey de la Medicina. La pequeña cantidad de incienso de la orilla del mar que se ofrece es descrita como de igual valor al mundo entero. Hay otra interpretación (Manzan) de la línea “Después de salir de una confusión de un millón de años, no nos falta la sal ni el vinagre”. Su versión es algo así como “¿Cómo la presente gran asamblea me ofrecerá confirmación, y provoque que el tercer hijo de Zhou y el cuarto hijo de Li lo expresen por sí mismos diciendo: ‘Después de salir de una confusión de un millón de años, no nos falta la sal ni el vinagre’?” La interpretación usada en esta traducción implica que la realidad última de todas las personas es que ellas ya están alimentadas y fundamentalmente ya han dejado atrás la confusión. La versión de Manzan implica la responsabilidad de la sangha en ayudar a la gente común a darse cuenta de esto.

Otros textos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *