Blog

Las flores de ciruelo no conocen la primavera

417. Discurso en la Sala del Dharma
(Eihei Koroku, Volumen 6)

(Traducido de: ver Libros Recomendados «Eihei Koroku. Dogen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

Recuerdo que un monje le preguntó a Zhaozhou [Jōshū Jūshin]: «Las diez mil cosas regresan a la una, ¿a dónde regresa la una?»

Zhaozhou dijo: “Cuando vivía in Qingzhou me hice una camisa de algodón que pesaba tres kilos”. (1)

También un monje preguntó a un respetable viejo: «Las diez mil cosas regresan a la una, ¿a dónde regresa la una?» El respetable viejo dijo: “El Río Amarillo gira nueve veces”. (2)

Continuar leyendo «Las flores de ciruelo no conocen la primavera»

Estudiando juntos sin falta

11. Discurso en la Sala del Dharma
(Eihei Koroku, Volumen 1)

(Traducido de: ver Libros Recomendados «Eihei Koroku. Dogen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

Sacar el mástil que hay delante de la entrada del templo es igualmente la transmigración de nacimiento y muerte. (1) Repartir el árbol del centro (del jardín) es sin embargo una ilusión patas arriba. (2) Haber estudiado así es estudiar junto con todos los budas y ancestros. No haber estudiado así es estudiar junto con el yo. Todos los budas estudian juntos, el yo no estudia junto. Hay una diferencia entre hablar de metros y hablar de medio metro, entre decir diez y decir nueve. Lo que no es estudiar juntos, eso es el yo. Lo que es estudiar juntos, eso son todos los budas.

Continuar leyendo «Estudiando juntos sin falta»

Una maduración de ciruelo

8. Discurso en la Sala del Dharma
(Eihei Koroku, Volumen 1)

(Traducido de: ver Libros Recomendados «Eihei Koroku. Dogen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

He aquí una historia. Mazu [Baso Doitsu] dijo: “Esta mente en sí misma es Buda”. Damei (“Gran Ciruelo”, Daibai Hōjō) estudió esto durante más de treinta años, morando en la cima de su montaña, ocultando sus huellas en los sonidos del valle y los colores de la montaña. El ancestro Mazu envió por fin un monje para visitar y decirle a Damei: “El Dharma del Buda de Mazu es diferente hoy en día”.

Continuar leyendo «Una maduración de ciruelo»

Simplemente practica la Vía del Buda

380. Discurso en la Sala del Dharma
(Eihei Koroku, Volumen 5)

(Traducido de: ver Libros Recomendados «Eihei Koroku. Dogen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

Los descendientes de los ancestros del Buda no estudian las enseñanzas del Agama, las enseñanzas de los Brahmanes, los métodos de hacer sacrificios, las enseñanzas sobre la búsqueda del placer ni las enseñanzas de los contrarios [extremistas] a la búsqueda del placer (1). Rescata tu cabeza del fuego y estudia únicamente los puños, los ojos, los bastones, los hossus, los zafus, los tablones Zen para dormir, las mentes ancestrales y los dichos ancestrales de los budas y antepasados. Si no es la acción de los ancestros del Buda, no la practiques; si no es lo que dirían los ancestros del Buda, no lo digas. Gran asamblea, ¿queréis entender nítidamente la clave de esto?

Continuar leyendo «Simplemente practica la Vía del Buda»

Puliendo una joya en medio de una nevada

135. Discurso en la Sala del Dharma por el solsticio de invierno [1245]
(Eihei Koroku, Volumen 2)

(Traducido de: ver Libros Recomendados «Eihei Koroku. Dogen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

Cuando el viejo Buda Hongzhi residía en la Montaña Tiantong  (1), durante un discurso en la Sala del Dharma por el solsticio de invierno dijo: “El yin alcanza su plenitud y el yang aparece, la fuerza se ha agotado y nuestro estado cambia. Un dragón verde corre velozmente cuando sus huesos están al descubierto. Una pantera negra se transforma cuando se viste en la niebla. Coge las calaveras de los budas de los tres tiempos y enhébralas en un rosario. No hables de cabezas brillantes y oscuras, ya que ciertamente ellos son la cara del sol y la cara de la luna  (2). Incluso si tu taza de medir está llena y la balanza está nivelada, en las compra-ventas vendo a un precio alto y compro cuando es barato. Respetables del Zen, ¿entendéis? En un cuenco la perla brillante rueda sobre sí misma sin empujarla.  (3)

Continuar leyendo «Puliendo una joya en medio de una nevada»