Las 108 puertas de la iluminación del Dharma

Las 108 puertas de la iluminación del Dharma
(Extracto del capítulo Ippyakuhachi-homyomon)
Shobogenzo – Eihei Dogen

  1. La confianza es una puerta de la iluminación del Dharma, pues [con ella] la mente tenaz no se quiebra.
  2. La mente pura es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no hay deshonra.
  3. El regocijo es una puerta de la iluminación del Dharma; pues él es la mente de la paz y la tranquilidad.
  4. El amor y la jovialidad son una puerta de la iluminación del Dharma; pues ellos hacen la mente pura.
  5. La conducta correcta de las acciones del cuerpo es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] las tres formas de conducta son puras.
  6. La pura conducta  de las acciones de la boca es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella elimina los cuatro males.
  7. La pura conducta de las acciones de la mente es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella elimina los tres venenos.
  8. La atención plena del Buda es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] el reflejo del [estado del] Buda es puro.
  9. La atención plena del Dharma es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] el reflejo del Dharma es puro.
  10. La atención plena de la Sangha es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] la realización de la verdad es firme.
  11. La atención plena de la generosidad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no esperamos recompensas.
  12. La atención plena de los preceptos es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] cumplimos todos los votos.
  13. La atención plena de los cielos es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [ella] da lugar a una gran y extensa mente.
  14. La benevolencia es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] las buenas raíces prevalecen en todas las situaciones de la vida.
  15. La compasión es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no matamos ni dañamos a los seres vivos.
  16. La alegría es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] abandonamos todas las cosas desagradables.
  17. El abandono es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] nos apartamos de los cinco deseos.
  18. La reflexión sobre la inconstancia es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] reflexionamos sobre los deseos del triple mundo.
  19. La reflexión sobre el sufrimiento es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] detenemos todas las aspiraciones.
  20. La reflexión sobre que no hay ningún sí mismo es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no nos aferramos al sí mismo impuramente.
  21. La reflexión sobre la quietud es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no perturbamos la mente.
  22. La aceptación es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] la mente interior se calma.
  23. La humildad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] la malevolencia eterna desaparece.
  24. La veracidad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no engañamos a los dioses ni a los seres humanos.
  25. La verdad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no nos engañamos a nosotros mismos.
  26. La conducta del Dharma es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] seguimos la conducta que es el Dharma.
  27. Las Tres Devociones son una puerta de la iluminación del Dharma; pues ellas purifican los tres malos mundos.
  28. El reconocimiento de la bondad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] no arrojamos las buenas raíces.
  29. La devolución de la bondad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no mentimos ni despreciamos a otros.
  30. El no-autoengaño es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] no nos elogiamos a nosotros mismos.
  31. Actuar para los seres vivos es una puerta de la iluminación del Dharma; pues no culpamos a otros.
  32. Trabajar por el Dharma es una puerta de la iluminación del Dharma; pues actuamos en consonancia con el Dharma.
  33. La conciencia del tiempo es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no tratamos la enseñanza oral a la ligera.
  34. La restricción de la vanidad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] la sabiduria se consuma.
  35. El no surgir de la mala voluntad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] nos protegemos a nosotros mismos y protegemos a otros.
  36. Estar sin obstáculos es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ello] la mente está libre de [toda] duda.
  37. La confianza y la comprensión son una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ellas] comprendemos decisivamente la [verdad] suprema.
  38. La reflexión sobre la impureza es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] abandonamos la mente que está manchada por el deseo.
  39. No pelearse es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ello detiene las acusaciones airadas.
  40. No ser insensato es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ello detiene el matar cosas vivas.
  41. El disfrute del significado del Dharma es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] buscamos el significado del Dharma.
  42. El gusto por la iluminación del Dharma es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] logramos la iluminación del Dharma.
  43. La búsqueda del abudante conocimiento es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] reflejamos verdaderamente la forma del Dharma.
  44. Los medios correctos son una puerta de la iluminación del Dharma; pues ellos están acompañados por la conducta correcta.
  45. El conocimiento de nombres y formas es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ello elimina muchos obstáculos.
  46. El punto de vista para expiar las causas es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] logramos la salvación.
  47. La mente sin hostilidad ni intimidad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] cuando [estamos] entre enemigos y amigos íntimos, somos imparciales.
  48. Los medios hábiles ocultos son una puerta de la iluminación del Dharma; pues ellos son sensibles a muchas clases de sufrimiento.
  49. La igualdad de todos los elementos es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella evita todas las reglas para la asociación armoniosa.
  50. Los órganos de los sentidos son una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ellos] practicamos la vía correcta.
  51. La realización de la no-aparición es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] experimentos la verdad de la cesación.
  52. El cuerpo como una morada de la atención plena es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] todos los dharmas están serenos.
  53. El sentir como una morada de la atención plena es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] nos separamos de los diversos sentimientos.
  54. La mente como una morada de la atención plena es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] reflejamos que la mente es como un fantasma.
  55. El Dharma como una morada de la atención plena es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] la sabiduría se libera de borrones.
  56. Los cuatro esfuerzos correctos son una puerta de la iluminación del Dharma; pues ellos eliminan todos los males y realizan muchas clases de bien.
  57. Las cuatro bases del poder místico son una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ellas] el cuerpo-y-mente se halla ligero.
  58. La facultad de la confianza es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no seguimos [ciegamente] las palabras de otros.
  59. La facultad de la diligencia es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] logramos completamente muchas clases de sabiduría.
  60. La facultad de la atención plena es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] realizamos minuciosamente muchas clases de obras.
  61. La facultad del equilibrio es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] la mente es pura.
  62. La facultad de la sabiduría es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] vemos realmente todos los dharmas.
  63. El poder de la confianza es una puerta de la iluminación del Dharma; pues él supera el poder de los demonios.
  64. El poder del esfuerzo es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] no retrocedemos ni nos desviamos.
  65. El poder de la atención plena es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] no estamos de acuerdo [ciegamente] con otros.
  66. El poder del equilibrio es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] interrumpimos todos los pensamientos.
  67. El poder la sabiduría es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] nos desviamos de los dos extremos.
  68. La atención plena, como una parte del estado de la verdad, es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella es la sabiduría que concuerda con los dharmas reales.
  69. La exploración del Dharma, como una parte del estado de la verdad, es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella ilumina todos los dharmas.
  70. El esfuerzo, como una parte del estado de la verdad, es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] nos volvemos competentes en la realización.
  71. El júbilo, como una parte del estado de la verdad, es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] logramos muchas clases de estados equilibrados.
  72. La eliminación, como una parte del estado de la verdad, es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] la conducta ya está gestionada.
  73. El estado equilibrado, como una parte del estado de la verdad, es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] reconocemos que todos los dharmas están en equilibrio.
  74. El abandono, como una parte del estado de la verdad, es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él podemos] apartarnos de todas las clases de vidas.
  75. La visión correcta es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] realizamos el noble sendero sobre el cual lo superfluo se agota.
  76. La discriminación correcta es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] eliminamos toda la discriminación y la falta de discriminación.
  77. El discurso correcto es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] los conceptos, la voz y las palabras son todos conocidos como sonidos.
  78. La acción correcta es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no hay karma ni retribución.
  79. El medio de vida correcto es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] nos deshacemos de todas las malas vías.
  80. La práctica correcta es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] llegamos a la otra orilla.
  81. La atención plena correcta es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no consideramos todos los dharmas intelectualmente.
  82. El estado equilibrado correcto es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] logramos el samadhi sin distracciones.
  83. La mente del bodhi es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no estamos separados de los Tres Tesoros.
  84. La devoción es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] no nos inclinamos hacia los pequeños vehículos
  85. La confianza correcta es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] logramos el Dharma supremo.
  86. El progreso es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] realizamos todos los dharmas relativos a la raíz del bien.
  87. La dana paramita es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella], en todos los casos, hacemos que las características sean agradables, adornamos la tierra búdica, y enseñamos y guiamos a los seres humanos mezquinos y codiciosos.
  88. La paramita de los preceptos es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] nos apartamos muy lejos de los infortunios de los malos mundos, y enseñamos y guiamos a los seres vivos que incumplen los preceptos.
  89. La paramita de la paciencia es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] abandamos toda la ira, la arrogancia, la adulación y la insensatez, y enseñamos y guiamos a los seres vivos que tienen tales vicios.
  90. La paramita de la diligencia es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] logramos completamente todos los buenos dharmas, y enseñamos y guiamos a los seres vivos perezosos.
  91. La dhyana paramita es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] logramos todos los estados equilibrados de dhyana y los poderes místicos, y enseñamos y guiams a los seres vivos distraídos.
  92. La paramita de la sabiduría es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] erradicamos la oscuridad de la ignorancia, junto con el apego a las visiones, y enseñamos y guiamos a los seres vivos necios.
  93. Los medios hábiles son una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ellos] nos manifestamos según las formas dignas que los seres vivos admiran, y enseñamos y guiamos [a los seres vivos], realizando el Dharma de todos los budas.
  94. Los cuatro elementos de la sociabilidad son una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ellos] aceptamos a todos los seres vivos y, después de que hayamos realizado [la verdad del] bodhi, otorgamos el Dharma a todos los seres vivos.
  95. Enseñar y guiar a los seres vivos es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ni nos entregamos nosotros mismos a los placeres ni nos cansamos.
  96. La aceptación del Dharma correcto es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella erradica las aflicciones de todos los seres vivos.
  97. La acumulación de felicidad es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella beneficia a todos los seres vivos.
  98. La práctica del estado equilibrado de dhyana es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella consuma los diez poderes.
  99. La quietud es una puerta de la iluminación del Dharma; pues ella realiza el samadhi del Tathagata, y está repleta de él.
  100. La visión de la sabiduría es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] la sabiduría es realizada y consumada.
  101. El entrar en el estado del discurso sin restricción es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] logramos la realización del ojo del Dharma.
  102. El entrar en toda conducta es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] logramos la realización del ojo búdico.
  103. El logro del estado del dharani es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] escuchamos el Dharma de tdos los budas y somos capaces de recibirlo y conservarlo.
  104. El logro del estado del discurso sin restricción  es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] hacemos que todos los seres vivos se regocijen.
  105. La perserverancia del seguimiento obediente es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella] obedecemos el Dharma de todos los budas.
  106. El logro de la realización del Dharma de la no-aparición es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él] logramos la confirmación.
  107. El estado más allá de retroceder y desviarse es una puerta de la iluminación del Dharma; pues él está lleno del Dharma de los budas pasados.
  108. La sabiduría que nos lleva de un estado a otro estado es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con ella], teniendo agua rociada sobre la cabeza, realizamos la sabiduría completa.
  109. El estado en el cual el agua se rocía sobre la cabeza es una puerta de la iluminación del Dharma; pues [con él], después de nacer en una familia, al final somos capaces de realizar annutara samyaksambodhi.

Entonces el Bodhisattva Protector de la Iluminación, habiendo proclamado estas palabras, se dirigió a todas las multitudes celestiales diciendo: «¡Dioses, recordad! Estas son las ciento ocho puertas de la iluminación del Dharma. Se las lego a los dioses. Deberíais recibirlas y conservarlas, teniéndolas siempre en mente, y nunca [deberíais] olvidarlas».

 

Créditos: Ver Libros Recomendados «Shobogenzo» Eihei Dogen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *